miércoles, septiembre 05, 2007
Publicado por Carlos Macedo at 7:17 a. m.

Volviendo a retomar este querido blog (al cual tenía descuidado, y bastante), presento esta singular bestialidad, localizada en la terminal de micros de la ciudad de Aimogasta, en la provincia de La Rioja.
Este tipo de letreros o plaquetas se aplica como para dejar una constancia de quienes fueron los encargados de una obra.
Evidentemente, ninguno de los ASOCIADOS tenía un diccionario a mano.