martes, junio 12, 2007
Publicado por Bestia at 10:47 a. m.

Sabido es que a la hora de pintar algún tipo de graffiti, la monada no está tranquila, ya que la policía, los vecinos del lugar y hasta las características de la actividad (horario nocturno, semi-clandestino, etc.) hacen que una pintada de estas se transforme en una aventura.
O será tal vez que los encargados de esta frase hayan sido súbitamente atacados por esta rara EPIDEMIA.
 



3 Comments:


At 12:48 p. m., Blogger Lady Kelvin

Por mis pagos tengo vistos varios de estos carteles a los que tenía pensado hacerle fotos para ponerlas en mi blog, ahora veo que ya todo está inventado!!
De todas maneras, cuando tenga las fotos te las hago llegar con una breve descripción de su contexto (claro, si te interesa). Saludos
Muy bueno el blog, pasaré seguido.

Saludos

 

At 1:24 p. m., Blogger Carlos

POR SUPUESTO QUE INTERESAN TODAS LAS COLABORACIONES QUE QUIERAS MANDAR.
YA SOMOS MUCHOS LOS BESTIAS, Y QUEREMOS SEGUIR SUMANDO!.
UN ABRAZO DE GOL.

 

At 12:09 a. m., Blogger Martín Kaen

Creo que nos tenemos que acostumbrar a convivir con esto. Aunque el ejemplo no me parece el mejor (pero sí, admito, en posteos anteriores tenés LO MEJOR) me gusta la onda de poder reirnos de cosas así, porque para llorar sería demasiado tarde. Ojalá que no.

Un saludo.